Empresario retira su oferta de comprar el avión presidencial

Redacción / 30 de noviembre de 2018 / con información ADN Político

 

Al número 216 de la calle Chihuahua, en la colonia Roma de Ciudad de México, llegó este jueves el empresario Gustavo Jiménez-Pons para retirar su oferta de compra del avión presidencial.

De acuerdo con la agencia Notimex, Jiménez-Pons, quien dice ser dueño de GBS Enterprises, informó afuera de la casa de transición de Andrés Manuel López Obrador que, ante la falta de respuesta del presidente electo a su propuesta, ya no compraría el avión presidencial ni otras 20 aeronaves de la flotilla federal.

El empresario expuso que envió tres cartas al gobierno electo, en las que planteó su interés de comprar el avión presidencial por 1,900 millones de pesos como oferta inicial . Pero la compra no se concretó porque no recibió una “respuesta oportuna”.

Además, en entrevista con Azucena Uresti para Radio Fórmula, el empresario aseguró Beatriz Gutiérrez Müller estaba convenciendo a su esposo para hacer uso del avión.

“Pues ya sabíamos que no se vendería. La esposa de López Obrador ya le está diciendo que lo use y sabemos que ya no se venderá”, comentó.

En agosto pasado, cuando hizo pública su oferta, dijo que también estaba interesado en rentar el hangar presidencial, mientras que su plan con la flotilla de aeronaves era rentarlas a famosos y clientes especiales.

Jiménez-Pons es sobrino de Rogelio Jiménez-Pons —propuesto por López Obrador para encabezar el Fonatur— con quien, aseguró, no mantiene relación desde hace 23 años.

Aunque el empresario aseguró que sus intenciones eran transparentes y lícitas, a los pocos días de presentar su oferta inicial por las aeronaves, Julio César Rojas de la Cruz, abogado y representante legal de Viajes Eurovips México, lo acusó de fraude y hasta ofreció 200,000 pesos a quien facilitara información para su captura.

Una de las promesas de López Obrador ha sido poner a la venta el avión TP-01, que “no tiene ni Obama”, a través de un proceso de licitación que reuniría a los interesados.

El presidente electo explicó hace un par de meses que la convocatoria para la venta se lanzaría en los primeros días de diciembre, una vez que entre en funciones el nuevo gobierno federal.