Pide SFP al mercado ajustar salarios a nueva ética pública de AMLO

Redacción / 14 de diciembre de 2018 / con información de Ángel Gallegos

La austeridad republicana podría trascender al servicio público y llegar a los mercados.

Este viernes, durante una reunión de trabajo con la nueva titular de la Secretaría de la Función Pública, Irma Sandoval, los senadores expresaron su preocupación porque la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, que establece que nadie podrá ganar más que el presidente de la República, podría provocar una fuga de talentos hacia la iniciativa privada.

“No hacer que haya salarios menores a las exigencias o a los méritos de los buenos y los mejores funcionarios públicos pero sí creo que es el Estado y su nueva ética pública que estamos construyendo entre todos, en Estado con sus poderes, el que debe definir la criterios básicos de la justicia, en este caso de los salarios y de los ingresos y los honorarios que reflejarán la justicia social, no el mercado. Yo creo que así como desde el poder ejecutivo estamos invitando a otros poderes a analizar y a sumarse a una política de austeridad republicana, también tendríamos que invitar al mercado a sumarse sus mismo salarios. Y esto no quiere decir poner en riesgo ni meternos en la discusión de las ganancias. Nadie dice que no haya derecho a que en un sistema de Mercado en un sistema de capitalista las ganancias bajen los emergen pero los salarios del Mercado o los ingresos de Mercado quizás sí se tendrían que ajustar”, dijo Irma Eréndira Sandoval a lo largo de las más de cuatro horas que duró su participación ante las comisiones de gobernación y de Anticorrupción de la cámara alta.

La funcionaria se pronunció porque se genere una nueva ética pública que lleve un ajuste salarial no solo a la burocracia, sino también al sector privado. Es decir, una austeridad en general.

“No tenemos porqué brincar del Estado los funcionarios, los senadores, los jueces y los magistrados a llegar a los salarios del mercado; más bien los salarios del mercado, los honorarios y los ingresos del mercado tendrían que ajustarse a una nueva moralidad y a una nueva ética pública de salarios justos, justos en todo sentido, no mediocres, no mermados, no reducidos pero sí justos. Y que entonces si caminamos juntos para que tanto los recursos públicos se entreguen el desarrollo, y las ganancias privadas también se entregan a las inversiones y al desarrollo pero estamos hablando, repito, de poner en el centro la ética pública”.

Para la secretaria de la Función Pública, el dispendio y los altos salarios que se han alcanzado en la alta burocracia representan un abuso del poder, pero aclaró que a los trabajadores de más bajos ingresos no se les afectará.

“Creo que lo de las políticas de austeridad republicana, que nos ha instruido el presidente la República está muy claramente circunscrita a los altos mandos. No vamos a tocar las bases en organizacionales, a los trabajadores de base, a los trabajadores sindicalizados. No, no vamos a tocar efectivamente esos niveles, pues, que vienen precisamente de su trabajo y vamos a respetar absolutamente todos los derechos laborales”, aclaró.

Adicionalmente, el presidente de la comisión Anticorrupción del Senado, Clemente Castañeda, cuestionó a Irma Sandoval sobre la carencia de autonomía del próximo fiscal general y también la cuestiono sobre la eliminación del fuero que se discute en el Senado y la cámara de Diputados.

“Yo solamente quiero ser muy respetuosa, como representante del poder Ejecutivo, de las competencias y la división de poderes y ofrezco trabajar de la mano con la fiscalía que emerja, el fiscal que finalmente se pueda nombrar, en especial con el encargado o encargada de combatir la corrupción desde el ámbito penal y estaré absolutamente de acuerdo con las políticas que encontremos desde este diálogo democrático juntos”, respondió.