Trump estuvo a minutos de atacar a Irán; canceló ‘misiles’

Redacción / 21 de junio de 2019 / con información de AFP

El peligro de una nueva guerra mundial está a la vuelta de la esquina, esto es una afirmación que muchos analistas políticos internaciones viene diciendo desde hace algunos años.

Y es que un conflicto diplomático entre países de occidente, medio oriente u oriente podría desencadenar un conflicto de dimensiones catastróficas.

Este es el caso de Estados Unidos e Irán, países que se encuentran en un conflicto diplomático luego de que los estadunidenses denunciaran que Irán derribó un dron que se encontraba sobrevolando la zona.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este viernes que canceló a último momento ataques contra Irán para evitar un saldo dramático de pérdida de vidas, aunque mantuvo sus amenazas contra Teherán por haber derribado un dron estadounidense.

En una serie de tuits matinales, Trump detalló la operación que se había planificado para la noche del jueves, describiendo de forma inédita -y muy personal- su proceso de toma de decisión sobre un asunto con muchas implicaciones militares y estratégicas.

Estábamos en posición y listos para responder anoche en tres sitios diferentes cuando pregunté cuántos iban a morir”, escribió. “150 personas, señor, fue la respuesta de un general. 10 minutos antes del ataque, lo detuve, era desproporcionado en comparación con derribar un avión no tripulado”.

El mandatario se refirió al dron Global Hawk abatido el jueves por Irán por haber violado en su espacio aéreo, una versión que Estados Unidos negó.

Este incidente provocó una escalada en la tensión entre los dos países enemigos. El gobierno de Trump sostiene una política de “máxima presión” para presionar a Irán a reducir sus ambiciones nucleares y limitar su influencia regional.

“No tengo prisa, nuestro Ejército (…) está listo y es por lejos el mejor en el mundo”, añadió Trump en Twitter. “¡Irán no puede tener NUNCA armas nucleares, ni contra Estados Unidos, ni contra el MUNDO!”.

BOLA DE FUEGO

El viernes, el viceministro de Relaciones Exteriores iraní, Abas Araghchi, envió un mensaje “urgente” a Washington a través de Suiza, diciendo que su país “no busca la guerra”, pero “defenderá decididamente su territorio contra cualquier agresión”, según un comunicado.

La embajada suiza en Teherán representa los intereses estadounidenses en ausencia de relaciones diplomáticas entre los dos países desde 1980.