Inauguran Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz en Mérida

Redacción / 19 de septiembre de 2019 / con información de Milenio

El gobernador de Yucatán, Mauricio Vila, inauguró las actividades de la 17 Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz en Mérida.

A nombre de los 11 laureados presentes y de representantes de las 19 organizaciones también distinguidas, el ex presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, lanzó un llamado a no desfallecer en la búsqueda de la paz, tanto entre personas como con la naturaleza.

Juan Manuel Santos dijo que, aunque haya diversos líderes empeñados en eliminar acuerdos de control nuclear, tratar a los migrantes como delincuentes y ver cómo se incendia la selva amazónica, es necesario convocar a un mensaje de inspiración y transformación.PUBLICIDAD

Sobre los acuerdos alcanzados en su gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), indicó que siguen en pie, esto aunque un grupo de desertores pretendan desconocerlos.

“Los combatientes de la FARC se incorporaron a la vida civil. Con las armas que entregaron se hicieron tres monumentos por la paz. Conformaron un partido político que tiene representación en el Congreso Nacional. Hace unos días se hizo un revuelo por los desertores de los procesos de paz, pero la inmensa mayoría de los líderes el 90 por ciento ha cumplido su palabra y sigue en la vía de la paz”, dijo el ex presidente.

En tanto, la premio Nobel de la paz 1992, Rigoberta Menchú, se pronunció por el respeto a las diferencias sociales e hizo un llamando para evitar la discriminación, el racismo y los crímenes de lesa humanidad.

La presidenta del secretariado de la Cumbre de los Premios Nobel de la Paz, Ekaterina Zagladina, convocó a los presentes a dejar una huella de paz y entender que todos los seres humanos somos uno y somos responsables los unos de los otros.

“Dejar una marca por la paz es trabajar por la disminución de la pobreza y de la desigualdad y la erradicación de toda forma de violencia. Los invito a que juntos no solo los galardonados, sino todos los presentes asumamos el compromiso de hacer la paz una forma de vida. La única que puede salvarnos de la destrucción y llevarnos a puros estados de conciencia”, dijo.

Monseñor Gustavo Rodríguez Verá leyó un mensaje que envió el Papa Francisco en el que saludó a los laureados y les pidió seguir promoviendo la paz a través del diálogo, el encuentro y la negociación.

El gobernador de la entidad anfitriona, Mauricio Vila Dosal, pidió un minuto de silencio por las víctimas mortales de los sismos del 19 de septiembre de 1985 y 2017 en la Ciudad de México.

Vila Dosal presumió que su estado es el más seguro y con el mejor crecimiento del país y aseguró que la 17 edición de la Cumbre de los Premios Nobel de la Paz está preparada para marcar un antes y un después en la historia de las ediciones.