México coloca deuda por 6 mil mdd tras recortes en calificación soberana

Redacción / 22 de abril de 2020 / con información de Milenio

México ofertó nuevos bonos de referencia en el mercado de dólares por un monto de 6 mil millones de dólares, luego de que calificadoras recortarán su calificación; sin embargo, la emisión alcanzó una demanda de aproximadamente 28 mil 500 millones de dólares, equivalente a 4.75 veces el monto total de la transacción, y contó con la participación de más de 420 inversionistas institucionales de todo el mundo.

En días pasados, Moody’s Investors Service redujo la nota de la deuda soberana de México de largo plazo en moneda extranjera pasó de A3 a Baa1, con perspectiva negativa, mientras que la de la petrolera bajó de Baa3 a Ba2.

En un comunicado, la Secretaría de Hacienda informó que, por su monto, ésta es la colocación de bonos con mayor demanda llevada a cabo por el gobierno federal en la historia del país, y se dio a pesar de la volatilidad observada de los mercados financieros internacionales.PUBLICIDAD

La colocación se dio a través de los siguientes instrumentos:

1) Nuevo bono de referencia a cinco años (vencimiento en 2025) por un monto de mil millones de dólares a una tasa cupón de 3.900 por ciento y rendimiento de 4.125 por ciento.

2) Nuevo bono de referencia a 12 años (vencimiento en 2032) por un monto de 2 mil 500 millones de dólares a una tasa cupón de 4.750 por ciento y rendimiento de 5.000 por ciento.

3) Nuevo bono de referencia a 31 años (vencimiento en 2051) por un monto de 2 mil 500 millones de dólares a una tasa cupón de 5.000 por ciento y rendimiento de 5.500 por ciento.

La Secretaría de Hacienda resaltó que el financiamiento mediante la colocación de estos instrumentos estuvo apegado a los límites autorizados por el Congreso para 2020 y no representa endeudamiento adicional a lo estipulado.

Añadió que continuará monitoreando de forma estratégica las condiciones en los mercados internacionales con el objetivo de identificar ventanas de oportunidad que permitan al gobierno federal y al sector público en general realizar transacciones en los mercados internacionales para mejorar el perfil de riesgo del portafolio de deuda pública; procurando en todo momento que dichas necesidades potenciales de recursos sean cubiertas bajo las condiciones de financiamiento más favorables posibles en términos de tasa de interés y plazo.