Por coronavirus, 15.7 millones de personas sin trabajo: Inegi

Redacción / 23 de julio de 2020 / con información de Milenio

Debido al impacto de las medidas de contingencia sanitaria para frenar la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad covid-19, 15.7 millones de personas no cuentan con una fuente de trabajo, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En videoconferencia, el director general de Estadísticas Sociodemográficas, Edgar Vielma, indicó que de esos 15.7 millones de personas sin empleo, 2.1 millones corresponden a la población desocupada abierta de la Población Económicamente Activa (PEA) y 13.6 millones a la población disponible de la Población no Económicamente Activa (PNEA).

Al presentar los resultados del impacto del covid-19 en la actividad económica y el mercado laboral, indicó que de 32.9 millones de personas que forman parte de la población ocupada, 7.2 millones de individuos son ocupados ausentes o con suspensión temporal; es decir, no estaban yendo a su espacio de trabajo. De estos 7.2 millones de personas, 93 por ciento dijo que las razones de estar ausente fue por temas del coronavirus.

De los 13.6 millones de personas que forman parte de la PNEA disponible para trabajar, 11.9 millones estuvo ausente o con deseos de trabajar, pero sin búsqueda por el covid-19; de éstos, 42.3 por ciento considera que regresará a su trabajo al terminar la contingencia sanitaria, 23.5 por ciento es ausente sin retorno y 34.3 por ciento estuvo sin búsqueda de trabajo.

El Inegi señaló que se tienen 5 millones de trabajos temporalmente perdidos por el covid-19; de ellos, 46 por ciento corresponde a trabajadores subordinados y remunerados, 53 por ciento de trabajadores independientes, 67 por ciento en negocios de hasta cinco trabajadores, 53 por ciento en negocios sin local, 92 por ciento no tiene acceso a servicios de salud y 22 por ciento recibió apoyo de un familiar.

De los 5 millones de trabajos temporalmente perdidos, 71.1 por ciento está en el sector terciario, 23.8 por ciento en actividades secundarias y 4.5 por ciento en actividades primarias.

De los 32.9 millones de personas ocupadas, 23 por ciento trabaja desde casa, 42 por ciento disminuyó su jornada de trabajo, 46 por ciento disminuyó su ingreso, 5 por ciento recibió apoyo del gobierno y 90 por ciento no recibió apoyo.

De las personas que trabajan en casa, 70 por ciento tiene el equipamiento necesario, 84 por ciento cuenta con las condiciones de seguridad e higiene y 27 por ciento ha tomado cursos de capacitación para el trabajo.

De los 32.9 millones de personas de la población ocupada, 24.2 millones es un trabajador subordinado y remunerado (depende de otro para trabajar) y 6.1 millones fue suspendido de su trabajo; de estos últimos, 44.2 por ciento recibió parcialmente su ingreso, 38.5 por ciento lo recibió completo y 17.3 por ciento no recibió su ingreso.

De los 32.9 millones de personas ocupadas, 8.4 millones son trabajadores independientes; de estos, 41.2 por ciento estuvo afectado por el covid-19, 32.7 por ciento tuvo falta de clientes, 6.1 por ciento tuvo otros problemas y 19.9 por ciento no tuvo problemas.

De 25.6 millones de viviendas en el país, 16.7 millones tuvo alguna disminución en sus ingresos por la pandemia del coronavirus; 6.2 millones de ellas vendieron algún bien, pidieron prestado o recurrieron a sus ahorros para hacer frente a la disminución de sus ingresos. En 17.5 millones de casas algún integrante tuvo la necesidad de movilizarse fuera por motivos laborales.