Remesas caerán 20% a nivel global este año, estima Moody’s

Redacción / 27 de julio de 2020 / con información de Milenio

La agencia calificadora Moody’s Investors Service alertó que en 2020 las transferencias de remesas de los trabajadores migrantes caerán 20 por ciento a nivel global, lo cual aumentará el riesgo externo y de crecimiento en los principales países receptores.

En un documento, indicó que los países que más dependen de las remesas son mayormente economías de ingresos bajos y medios, y se espera que la disminución de las remesas profundice la desaceleración del crecimiento en estas naciones.

El senior vice president de Moody’s, Christian de Guzman, explicó que al afectar los ingresos y el consumo de los hogares, además de los ingresos en cuenta corriente, una fuerte caída de las remesas debilita los perfiles crediticios a través de su impacto en la fortaleza económica y la vulnerabilidad externa.

Abundó en que si bien es probable que el impacto en los ingresos y la fortaleza económica sea más gradual, la caída de los ingresos en cuenta corriente y el debilitamiento de las cuentas externas pueden ser abruptos.

Moody’s detalló que el origen de las remesas globales está altamente concentrado, pues 25 países aportan casi 85 por ciento de las remesas de migrantes en todo el mundo, y los 10 países más importantes incluyen muchas de las principales economías del G-20.

Apuntó que los daños provocados en el mercado laboral de estos países de origen, los subsidios salariales que favorecen el empleo de residentes y las restricciones a los viajes podrían seguir afectando a los trabajadores migrantes durante algún tiempo.

Del lado positivo, expuso la calificadora, los países que reciben las remesas son mayormente importadores netos de petróleo y se verán favorecidos por la gran caída de los precios del petróleo desde principios de 2020, pero el impacto negativo en cuenta corriente provocado por la disminución de 20 por ciento de las remesas es predominante y significativo en algunas naciones.

En este contexto, señaló que las remesas globales alcanzaron un máximo histórico de 554 mil millones de dólares en 2019, pero se espera una disminución de 110 mil millones este año, superando ampliamente la caída de 16 mil 200 millones registrada en 2009 tras la crisis financiera global.